viernes, 24 de abril de 2009

Salsa romesco

Una salsa tan típica (de la cocina catalana) como esta, siempre admite tantas recetas como cocineros. Además de combinar de maravilla con la carne, puede utilizarse en numerosos platos como por ejemplo:

Ingredientes:
  • 4 tomates
  • 1 pulpa de ñora o pimentón
  • Almendras
  • Avellanas
  • Una rebanada de pan duro
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Vinagre de vino (o de jerez)
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  • Escalivar los tomates y 2 de los dientes de ajo. Para ello, se rocían con un poquito de aceite, se cubren con papel de plata y se ponen al horno (a la mayor temperatura) hasta que queden bien blandos (unos 25 minutos).
  • Es difícil encontrar ñoras, así que pueden substituirse por cualquier otro pimiento choricero seco. Previo paso a sacarles la pulpa, se hidratan (es decir, se cuecen en agua hirviendo) y se les retira la piel cuando estén aún calientes.
    • Como es muy difícil encontrar pimientos de este tipo, pueden encontrarse a la venta botes con pulpa de ñora (yo los encontré en Hipercor). Los botes tienen la pulpa de unas 5 ñoras, así que se extrae con una cucharadita el equivalente aproximado a la quinta parte del bote. Como último recurso, puede reemplazarse por pimentón.
  • Picar en trozos pequeños almendras, avellanas y un poco de ajo crudo. Las cantidades van al gusto de cada uno, el ajo determina lo picante de la salsa y los frutos secos su consistencia. Yo utilicé un diente de ajo, un puñadito de avellanas y dos puñaditos de almendras.
  • Mojar la rebanada de pan en vinagre.
  • Si bien la receta tradicional utiliza un mortero, añadir a la batidora los ingredientes anteriores y batir bien.
Conservación:
  • Puede prepararse una gran cantidad de salsa y conservarla en el frigorífico añadiendo una capa de aceite de oliva por encima (esta capa se retirará con una cucharita antes de consumir la salsa).